Oscar Wilde, el impertinente absoluto

París olvidó conmemorar el centenario de la muerte de Oscar Wilde en la pensión D'Alsace (hoy convertida en el moderno y elegante L'Hotel) en 1900 y que el insigne autor reposa para siempre en el cementerio parisino de Père Lachaise.

Ahora la ciudad le rinde homenaje y propone un recorrido por el París de Wilde que culmina con una comida en el restaurante 1* Michelin de L'Hotel y una entrada para "Oscar Wilde, el impertinente absoluto", la exposición del Petit Palais, que incluye 13 tirajes inéditos de las fotos que le hizo Napoleón Saroney durante su gira por Estados Unidos, manuscritos, fotos, dibujos, correspondencia y efectos personales, a los que se suman óleos, incluidos el de Toulouse Lautrec que lo muestra en La Goulone, y otros cuadros cedidos por museos y colecciones particulares. La exposición permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Comentarios