Oscar Wilde regresa a Reading

Oscar Wilde escribió en la prisión de Reading In carcere et vinculis: De Profundis, una carta larga y hermosa dedicada a su amante, lord Alfred Douglas, Bosie.

En los tiempos de Wilde, Reading era una prisión diseñada para arruinar física y mentalmente a los reclusos. Trabajos forzados, castigos corporales y una dieta que provocaba diarreas continuas consiguieron que, tras dos años de condena, Wilde acabase destruido.

Hace tres años Reading dejó de ser prisión y ahora abre sus puertas al público, que podrá entrar en la celda donde Wilde cumplió su condena. Un cuartucho estrecho, con un pequeño lavabo, un ventanuco enrejado y un lecho angosto e incómodo igualaba a los reclusos.

Durante los meses de septiembre y octubre, De Profundis se leerá cada domingo por diversos escritores y artistas: el dramaturgo Neil Bartlett, el escritor Colm Tóibín, la cantante Patti Smith y el actor Ralph Fiennes pondrán voz al dolor de Oscar Wilde.

También habrá una exposición de fotografías y pinturas con obras, entre otros, de Robert Gober, Doris Salcedo, Steve McQueen y el célebre disidente chino Ai Weiwei.

Comentarios